Lo que debes saber sobre el cáncer de piel.

13 de junio, 2019

Dr. Marco Parra, Cirujano Oncólogo de SOLCA Machala.

 

El cáncer de la piel afecta a una proporción importante de ecuatorianos. Por estar situados en el centro del mundo y tener costa con temporada playera y zonas altas montañosas donde habitan personas dedicadas a la agricultura, estamos expuestos a un mayor efecto de la radiación solar.

Este es el principal factor para el desarrollo del cáncer de la piel. Necesita por tanto para desarrollarse: una alta exposición al sol y tiempo prolongado de supervivencia, es decir el cáncer de la piel se desarrolla principalmente en personas que han estado expuestas a la radiación solar durante mucho tiempo de su vida y las afectaciones aparecen por lo general a partir de los 60 años de edad en adelante. Si la persona es de piel blanca, se suma otro factor de riesgo y podemos encontrar el cáncer desde los 40 años de edad en esos casos. Se recomienda los bloqueadores solares como un factor protector, pero sin duda alguna la más importante de todas las recomendaciones es la no exposición excesiva al sol, desde edades tempranas. 

Carcinoma Basocelular

 

Los principales cánceres desarrollados son el carcinoma BASOCELULAR y el ESCAMOCELULAR que se presentan como lesiones irregulares de la piel, pigmentados, de un color oscuro brillante que suelen ulcerarse con frecuencia. El escamocelular puede presentarse más comúnmente como una lesión nodular elevada. Las zonas más afectadas son las expuestas al sol como: la frente, los pómulos, el dorso de la nariz y el labio inferior, así como también el pecho y el dorso de las manos. Se pueden curar con resecciones quirúrgicas que a veces requieren injerto o colgajos de piel. En estos casos la mortalidad es baja, pero pueden necesitarse múltiples operaciones conforme van apareciendo nuevas lesiones.

 Carcinoma Escamocelular

 

Un tercer cáncer de la piel, esta vez más agresivo y con mucha mayor mortalidad, es el MELANOMA, afortunadamente no tan frecuente como los precedentes, pero con una tendencia a ir aumentado en su presentación. Muy relacionado con la melanina, que es el pigmento natural que da la coloración oscura de la piel, puede presentarse en la piel, así como en las mucosas especialmente del tracto digestivo o de los genitales.  En nuestro país, se presenta con mayor frecuencia en: el talón, las plantas de los pies o debajo de las uñas, siendo a veces confundido como un hematoma tras un golpe. Puede extenderse con rapidez a otros órganos y afectan, con frecuencia, los pulmones. Cuando está localizado, puede curarse con la resección quirúrgica completa de los mismos.  Nuevos tratamientos se están desarrollando recientemente para las etapas avanzadas y el futuro podría ser prometedor su tratamiento.

Melanoma

 

¿Qué debemos hacer para prevenirlo?

Las acciones que debemos adoptar frente a este mal son sumamente sencillas: Evitar, sobre todo desde temprana edad, la exposición directa al sol y cuando sea irremediable hay que evitar los horarios entre las 10h00 y 16h00.

Los recién nacidos y los menores de 5 meses no deben exponerse al sol, y quienes lo hagan deben utilizar protectores solares acordes al tipo de piel que poseen. Si la persona es de piel blanca, se suma otro factor de riesgo y podemos encontrar el cáncer desde los 40 años de edad en esos casos.

El descubrimiento de alguna lesión nueva en la piel, alteración de lesiones preexistentes, o la aparición de alguna lesión pigmentada, debe constituir en motivo de consulta inmediata con personas especializadas. Mientras más rápido se actúe, mejor respuesta tendremos a los tratamientos.

Así, toda lesión de la piel que cambie en su forma, tamaño, coloración, delineado de los bordes, que sangre o se ulcere, debe ser investigada por el dermatólogo o su médico oncólogo de elección. Las lesiones iniciales suelen requerir tratamientos pequeños y casi siempre tienen un mejor pronóstico. SOLCA Machala, atiende casos similares a los comentados en el presente artículo donde, para satisfacción de nuestros pacientes, hemos obtenido excelentes resultados. Todo dependerá siempre de cuán atentos estamos ante los cambios que presente nuestro cuerpo y la búsqueda de ayuda profesional que busquemos en cuanto se identifique anormalidades.